Del Siglo V al Siglo XIX

Created domingo 21 enero 2018

Después de Roma, el avance de la tecnología de la mampostería en Europa se detiene por varios siglos, ya que se dejaron de fabricar ladrillos. Los morteros de cemento y el concreto desaparecieron, perdiéndose su tecnología, siendo rescatada 13 siglos después por Smeaton, quien en 1756 reconoció la necesidad de usar en Inglaterra una mezcla de cal y puzolana italiana para la reconstrucción de partes de estructuras sumergidas o expuestas a la acción del mar.

Después del inciendo de 1666 en Londres, se prefirió a la mampostería sobre las construcciones de madera.

En otras partes del mundo:

Con la Revolución Industrial (Siglo XVIII) se extendió la aplicación de la mampostería de ladrillos de arcilla en Inglaterra. Un paso importante en el mejoramiento de la producción de las piezas lo constituyó el cambio de combustible, usualmente a gas y el salto más importante fue el rediseño de los hornos.

Además, se crearon máquinas auxiliares como molinos, trituradoras y mezcladoras para la materia prima, y extrusoras y prensas mecánicas para el formado de las unidades.

En las colonias de la costa Atlántica norteamericana, se realizaron grandes producciones artesanales de ladrillos de arcilla.

En Perú, el ladrillo se trajo como lastre en los barcos, que en su vuelta trasladarían tesoros a España.

Entre finales del Siglo XVIII y el Siglo XIX ocurrió lo siguiente:



Backlinks: Historia de la Mampostería